Escrachando que es gerundio.

Parece que la palabra de esta próxima primavera es “escrache”. ¿Ya sabéis todas lo que significa?

Yo la primera vez que la escuché estaba tomando un café con K, una amiga argentina, cuando me preguntó: ¿Hacemos un escrache?. ¡Vale!.- respondí inmediatamente.- ¿Qué es un escrache? (Es que suelo decir a todo que sí sin pensar).

Mi amiga me explicó que es un vocablo del lunfardo, jerga porteña, que viene a significar “denuncia popular en contra de personas acusadas de violaciones a los derechos humanos o de corrupción, que se realiza mediante actos tales como sentadas, cánticos o pintadas, frente a su domicilio particular o en lugares públicos“.

Los primeros escraches masivos provenían de la Asociación de H.I.J.O.S. de desaparecidos durante la dictadura, que lo utilizaron para poner cara a los culpables del genocidio.

Vamos, que al otro lado del charco sacaron toda la artillería de imaginación y creatividad para señalar a los culpables, a los causantes de dolor, a los que habitualmente salen impunes. Les señalaban en su día a día, les ponían cara. Y el escrache se convirtió en algo tan argentino como el mate o el tango. Todos los escraches se hacían de tal manera que fueran divertidos para quienes los realizaban, creando redes y tejidos activistas. Entre otras acciones se les ocurrió:

  • Teatro callejero en domicilio (a Leopoldo Galtieri, ex-Presidente de facto argentino).
  • Pintadas con aerosol en acera y frente de domicilio (a Miguel Ángel Espósito, Juan Ojeda, ambos ex-policías).
  • Arrojar huevos al frente de domicilio (a ex-directivos del quebrado Banco Patricios).
  • Colocar pancartas en calles cercanas al domicilio.
  • Parrilla frente domicilio (a Domingo Felipe Cavallo, ex-Ministro de Economía).
  • Manifestación pública en domicilio y/o lugar de trabajo.
  • Volanteada. (Que no sé qué significa)

(Fuente Wikipedia)

Decidme que no se os ha disparado la imaginación con la cantidad de cosas que apetece hacer y a quién… Pues eso me pasó a mí, que desde que lo conocí lo adopté en mi día a día. Le tenemos especial cariño a la sucursal de Banesto y al Bankia de Lavapiés. Pero claro, cuando pasó el tiempo me di cuenta que lo habíamos entendido mal, que lo que se escracha son personas concretas, no entidades sin cara.

Homenaje a Pollock nº5
Pintura acrílica sobre banco Banesto

Quienes sí lo entendieron bien son las activistas de la PAH y Anonymous, que durante la campaña previa a la admisión a trámite de la ILP han lanzado un llamamiento público al escrache. #ILPoEscrache. Especialmente interesante la herramienta informática que utilizaron para el escrache masivo digital, por un lado mediante Oigame y por otro mediante esta herramienta: La ILP me pone. Anonymous les puso cara a los responsables con la Op.Desahucios. Y la amenaza consistía en pasar del escrache digital al presencial, como le pasó a Cospedal andando por las calles de Madrid.

Esta estrategia de presión social funcionó, porque el PP pasó de asegurar que iba a impedir la admisión a trámite de la ILP por la mañana a aceptarla por la tarde. Para que luego digan que la lucha del pueblo no sirve de nada. Puede que tenga que ver que en la mente de todas tenemos asociada la palabra “escrache” a la palabra “estallido social” que tanto temen.

Tengo que admitir que cada día me gusta más la idea del escrache como ejemplo de acción. Señalar a los culpables del genocidio económico, ponerles cara. Un modo de justicia social donde no existe justicia. Que su frutera, el profesor de sus hijos, la taxista les recuerden a los responsables continuamente el dolor que nos están causando. Que no se sientan cómodos en ningún lugar. Y que no duerman porque tengan miedo a que las ovejas se le rebelen.

Y justo cuando andaba escribiendo esto me encuentro esta idea loca, que no sé de quien es pero me encanta. Se llama “El cobrador del chándal” y pretende que gritemos, toquemos silbatos y llamemos la atención cuando veamos un corrupto, para que además se pueda unir más gente. Y además avisemos por tuiter #elcobradordelchandal. Me parece una idea enorme a la par que sencilla

Y vosotras, ¿A quién escracharíais? ¿Cómo lo haríais?

P.D: De regalo os dejo este vídeo del Grupo de Arte Callejero durante las jornadas de Cómo acabar con el Mal que explican la historia del escrache desde su experiencia:

P.D2: Yo cuando pienso en escrache siempre me viene a la mente este sketch de Muchachada Nui. Chorry por la falta de la inclusividad:

This entry was posted in Otras Giladas, Se va a acabar la paz social and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

18 Responses to Escrachando que es gerundio.

  1. Pingback: Més sobre l’escrache | Em dic João

  2. G.I.L.A. says:

    Corregido lo de “escrachando”, “porteño” y el punto de H.I.J.O.S., que para eso estamos, para prender. Me juego un cocido a que falta también algún acento por ahí, o cosas peores… Pues nada, comentármelo, si podéis con amabilidad y cariño, como ha hecho Javier, y lo cambio a toda leche, que así queda más bonito.

  3. Javier says:

    …y me quedé corto: tampoco es “escrachear” sino “escrachar”.

    Ahora destruirán “escrachar” transformándola en “escrachear” como arruinaron “pibe” transformándola en “pibón”, algo insólito y que encima suena a pedófilo…

  4. Javier says:

    El lunfardo NO es “Bonaerense”.

    El lunfardo se origina en los arrabales de la CIUDAD de Buenos Aires y, por lo tanto, es PORTEÑO.

    P*ta manía de los españoles de llamar a todo argentino “bonaerense” y a todo brasileño “Carioca”.

    A ver si aprendemos gentilicios de una vez:

    Ciudad Autónoma de Buenos Aires: PORTEÑO.
    Provincia de Buenos Aires: bonaerense
    Brasil: brasileño
    San Pablo: Paulista
    Río de Janeiro: Carioca

    Decirle bonaerense a un porteño es como decirle sabadellense a alguien de Barcelona.

  5. visitante says:

    La asociación es «H.I.J.O.S.» no «H.I.J.O.S». Manía de quitar el último punto en siglas.

  6. Pingback: Escracheando que es gerundio ¿qué es un escrache? | My Daily Feeds

  7. Humo says:

    O sea: volanteada=panfletada, más o menos.
    Pero voy a empezar a repartir panfletos, yo, funcionaria jubilada, explicando al personal que hijos de perra es más apropiado que hijos de puta, puesto que éste último es más un insulto para ellas, que no tienen la culpa de lo que nos pasa.

  8. axavip says:

    Los volantes son hojas de papel, generalmente formato A5 ó A6 con una inscripción o leyenda sobre un tópico particular, generalmente publicitario o propagandístico.
    Se denominan volantes porque en general terminan en el piso volando en la brisa de un lado para otro.
    Están extraordinariamente difundidos porque son muy baratos. Basta hacer una impresión y fotocopiar lo que permite, al poder prescindir de una imprenta, evitar persecuciones políticas para el caso de las volanteadas con fines políticos.
    Los más cordiales saludos.
    Axavip, desde la orilla sur del Rio de La Plata

  9. The Stig says:

    En las calles aledañas al congreso, carteles en varios idiomas avisando de la presencia de políticos, “Vigilen sus pertenencias”, sería un bombazo. Y en las calles aledañas a sus casas, eso si no se han fortificado ya con mil fieles per.. policías.

  10. Juanvi says:

    Escrachear por lo que veo es similar al término “funa” que se usa en Chile creo que para lo mismo que el “escrache” en Argentina. El término lo conocí por El documental “La Funa de Victor Jara” contra uno de los torturadores y asesinos de Victor Jara durante el Golpe Militar en Chile ( http://www.youtube.com/watch?v=kP89xawEFf4). En cuanto Ada Colau habló de señalar a los que fueran en contra de la ILP de la PAH y de 1,5M de firmantes me acordé de este documental. No solo los partidos parlamentarios son culpables de lo que aprueban en el Parlamento, son también culpables los diputados que votan a favor, uno a uno y de forma individual, no se pueden amparar de forma cobarde en la decisión de un Grupo Parlamentario.
    Un abrazo y salud.

  11. Marcela says:

    Como bien dice Lucas Volanteada es lanzar volantes lo que en España viene a ser Cuartillas u Octavillas , papeles impresos con los datos del “escrachado” los hechos que motivan el escrache , etc etc , vamos llenarle la calle de papel para que todo el barrio se entere de quienes son los vecinos … me da que en el caso de España y toda esta corrupción que no conoce de banderas no van a dar los papelitos !!! Además de que muchos parecen estar muy cómodos rodeados de corruptos , no?
    Ah, otra cosa también se puede cerrar pacíficamente claro las puertas del negocio del escrachado con una rueda de protesta al estilo de los Norteamericanos que también saben hacer ruido aunque en la tele no se vea .
    SI SE PUEDE!!

  12. Karla says:

    en Chile las llamamos ‘funas’…

  13. hernan says:

    Los escraches no suelen ser contra entidades sino contra personas, se trata de que todos los vecinos identifiquen que en tal sitio vive, un corrupto, un genocida, un ladrón, que una vez cometidas sus fechorías intentan pasar desparcibidos entre la sociedad, se trata exactamente de impedir eso, que pasen desapercibidos, de que sean objeto de repudia, que cuando vayan a comprar el pan los señalen por la calle, en fin, de que lleven el peso que “la justicia” no les hizo cargar, durante el resto de sus vidas.

  14. Willy says:

    La idea es que se transformen en parias sociales, con nombre y apellido, del mismo modo que ellos han hecho parias sociales a millones de personas anónimas.

  15. oskar_1101 says:

    Gran post. Añado dos clásicos:
    Historia, teoría y práctica del tartazo político http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article1871

    Escrache a la chilena: La Funa de Victor Jara
    https://vimeo.com/20365865
    http://www.youtube.com/watch?v=kP89xawEFf4

  16. Lucas says:

    Dejo un pequeñísimo aporte, una Volanteada consiste en la distribución entre los peatones y automovilistas de folletos explicativos, en este caso, de las razones que motivan el escrache.
    Saludos desde Ushuaia, TDF, Patagonia Argentina.

  17. Saludos desde Argentina. Solo deseo hacer un aporte mínimo. El redactor dice desconocer lo q es una ” volanteada” eso quiere decir: Imprimir y repartir volantes. Por ejemplo: imprimir la foto de un político en cuestión, el porque del escrache y la dirección. Y repartirlo en toda la zona para aumentar la presión social. Saludos.

  18. eltendedero says:

    Genial el post,gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.